:::
Envíe a un amigo Versión para imprimir

Historia

Hacia el año 1500, el pasaje Quilca era ya el recorrido de los chasquis en la ruta Pombamarca Lima, tramo que los indios realizaban para sus labores de abastecimiento.
El primer propietario del terreno que se tiene conocimiento fué el señor José Manuel Alejo de Hurtado hacia el año 1861. Posteriormente éste terreno pasa por diversos propietarios hasta ser finalmente vendido por Don Francisco de Oliva a la Empresa de Teatros y Cinemas Ltda, en el año 1911. En ése mismo año se encarga al arquitecto francés Claude Sahut, el proyecto para la construcción del Teatro Colón.
El Teatro Colón se inaugura en el año 1914, siendo la CIA Fabregas con la obra «Los Fantoches» la encargada de dar comienzo a la historia del Teatro Colon.
El diario «El Comercio» publica una interesante reseña que hace referencia a la noche de la inauguración del Teatro:
«Anoche, la Sala del Colón presentaba un hermoso golpe de vista: totalmente ocupada, en todas sus diversas secciones:  la sala es pequeña, pero elegante, su decorado es sencillo y artístico, su forma graciosa y alegre su aspecto. Y como la Sala, es todo el Teatro; su fachada se destaca en líneas suaves; sus escaleras amplias y el hall alto, cómodo y alegre con una hermosa vista sobre la Plaza Zela (actualmente desaparecida). El Arquitecto Sr. Claude Sahut, autor de la obra, puede considerarse satisfecho pues ha sacado de un terreno, en verdad reducido, un edificio elegante, que es un adorno de la capital.»
«El proscenio, aunque pequeño también, permite el desarrollo de la obras, en forma, como anoche, que no deja nada que desear.»
«La ventilación y la luz, irreprochables.»
Durante sus primeros años de existencia debido principalmente a sus condiciones acústicas, ubicación y la belleza de su decorado general, etc., fué el preferido de las compañías de comedias que no precisaban para sus representaciones de un escenario muy grande y de mayor “mise-escene”. El Teatro Colon se caracterizaba por ser el Teatro frecuentado por la Aristocracia limeña de la época .”La Bombonera de la Plaza San Martín”, como cariñosamente le llamaban  los críticos teatrales de la ciudad, fué de una atracción extraordinaria para el público. En su Sala, relativamente pequeña, durante las representaciones, se establecia una verdadera familiaridad entre actores y espectadores.
Actuaron también, una serie interminable de pequeñas compañías, españolas, argentinas y peruanas. En su escenario muchos artistas peruanos, unos yá formados, otros en formación, han representado gran cantidad de obras del teatro nacional, que contaba con muchos éxitos, habiendo desfilado tipos esencialmente limeños y criollos; aquellos que hacen de nuestra ciudad y de nuestras costumbres, una tierra de tradición y leyenda amable
El popular y malogrado Paco Ares, realizó en el Colón una larga temporada artística presentando, entre otras grandes producciones: “Los intereses creados” de Jacinto Benavente; “El Honor” de Sudermann; “El Ladrón” de Berstein; casi todo el teatro Tristan Bernard, de Linares Rivas, de J. Benavente, de los hermanos Quintero, de Vital Aza y de muchos otros comediógrafos de reputación. La compañía Delgado – Caro – Campos estrenó varias obras de Muñoz Seca. Arsenio Perdiguero (en dos ocasiones), Bernardo Jambrina y cien más hicieron pasar horas de grato esparcimiento a los habitúes del Colón.
En ese entonces el Teatro Colón contaba con 305 asientos de platea, 217 de galería, 18 placos y 800 de “cazuela”.
Hacia 1921, el Teatro Colón era una de las pocas salas de teatro que sólo presentaba teatro, pero a partir de esos dias  se permitio esporádicamente la proyección de películas cinematográficas (mayornente películas dramáticas, románticas  o épicas), tales como  „En La Gran Ciudad“ de la Paramount.»
En el año 1927 el Teatro Colón decide transformarse en una Sala de Proyección casi permanente para películas de cine, las películas eran en su mayoría del estilo comedia, policial , gangsters, etc. A finales del año 1929  en el Teatro Colón se presenta la pelicula  „El Capitán Calaveron“, la cual fúe la primera película sonora estrenada en Lima.
En el año 1936, se encarga al ingeniero Alejandro Garland, la remodelación del Teatro, la que introducirá sustanciales cambios a la fábrica original del inmueble. Al interior se eliminan los palcos independientes ubicados en la primera planta circundando la platea y los palcos altos ubicados sobre ellos en el segundo nivel. Además se  erradica la cúpula que daba para la Plaza San Martín y se le añade un piso más a la estructura. La estructura actual del Colón corresponde a los cambios efectuados en esa época.
Estos cambios fueron introducidos principalmente para flexibilizar el uso del Teatro como Sala Cinematográfica, además de adecuar su estructura al Conjunto Arquitectónico formado por los demás edificios existentes en la Plaza los cuales en su mayoría eran de 5 o mas pisos ( todos ellos – incluida la Plaza San Martín - construidos posteriormente al Teatro Colón).
n 1941 el Teatro Colón cierra sus puertas por el lapso de 2 años, reinaugurándose 2 años después a mediados de 1942. En esta época el Teatro Colón se dedica a pasar diversos tipos de películas, predominando el cine relacionado con la guerra dado el momento de conflagración mundial que se vivía en ése entonces (la segunda guerra mundial).En los años 50, el Teatro tiene funciones de teatro como la de 1957 de la CIA de comedias Leguia Córdoba además de continuar alternadamente proyectando películas tales como “Tiempos modernos” de Chaplin, “Ali - Baba y los 40 ladrones”, etc. En los años 60 el cine Italiano hizo su aparición, películas como “Mujeres a la Italiana”, “Ayer y hoy” etc, y actores del tipo de   Sofia Loren y Marcelo Mastroianni, fueron de los preferidos en la cartelera del Teatro Colón. En esta época se presentaban paralelamente pequeñas obras de teatro que en su mayoría fueron variedades y comedias. También se hacían presentaciones de espectáculos de diversa índole, musicales, matinales , etc.
En los años 70 el Teatro Colón es estatizado por la dictadura del General Velasco pero aun así figura como propietario la CIA Empresa de Teatros y Cinemas Ltda. Es a partir de ésta época que se comienza a proyectar películas del tipo picaresco, como las actuadas por Porcel y Olmedo.
A finales de los años 70 comienza la decadencia total del Teatro. 
En los años 80 y 90, la yá devaluada imagen del Teatro se vé deteriorada aun más con la proyección de películas para adultos.
El Teatro Colón, otrora irradiador de cultura y esparcimiento continuó decayendo hasta que en el año  2000 la situación se torno insostenible para las autoridades, e hizo que el municipio,  preocupado por el ornato de la ciudad y el mantenimiento de las buenas costumbres, clausuraran el local.
Aún asi, los antiguos propietarios decidieron abrirlo nuevamente volviendo a las  mismas prácticas que llevaron a la clausura anterior, razón por la cual la Municipalidad Metropolitana de Lima decidió realizar el tapiado definitivo de sus puertas e instalaciones.
En el año 2004 el Teatro Colón es subastado por la Municipalidad Metropolitana de Lima, y adquirido  por la actual Dirección del Teatro.
En marzo del año 2005 se constituye la ONG Proyecto Cultural Teatro Colón, la cual tiene como objetivo rehabilitar la estructura totalmente deteriorada del Teatro para poder convertirlo nuevamente en un edificio irradiador de cultura, con compromiso social y merecedor del orgullo nacional.
Su preferente ubicación, su gran valor histórico (declarado Monumento Nacional por R.S. 2900-72-ED), las actuales perspectivas de desarrollo del centro historico (patrimonio cultural de la humanidad) y el proyecto cultural propuesto por la actual direccion del Teatro al INC, le aseguran al Teatro Colón un rol protagónico en el quehacer social y cultural de la ciudad de Lima.